viernes, 23 de mayo de 2008

Realidad / Sueños

No hay magia. No hay destino, ni suerte. No hay hadas, ni elfos, ni unicornios, ni fantasía. No hay otros mundos, ni viajeros en el tiempo. Murió el amor verdadero, y los sentimientos puros. No hay futuro, ni nostalgia del pasado. No hay ilusiones, ni queda ya esperanza. Los buenos tiempos no volverán, ya que nunca estuvieron allí. No existe la Tierra Prometida, ni la vida después de la muerte. No hay Dios, ni Diablo, ni cielo, ni infierno, ni tan siquiera purgatorio. No hay percepción extrasensorial, ni sueños que signifiquen algo. No hay más alienígenas que nosotros mismos. No hay conspiraciones, no hay secretos, no hay confesiones ni confidencias. No hay cosas nuevas por descubrir, no hay sorpresas agradables.

Lo único que hay es la cruda realidad.

Sarg

Pero, ¿de qué está hecha la cruda realidad? A veces lo más real y lo más crudo del día es encontrarte con la magia de que de nuevo has oído el despertador, puntual, a las siete menos veinte. O tener la suerte de que el metro te está esperando en el andén. O acordarte de aquella hada de la que habla ese niño, la misma con la que tú aprendiste a leer. El futuro y el pasado se convierten en hoy y cada paso abre camino hacia la Tierra Prometida. De repente tienes otra vez esa corazonada y te decides a cumplir aquel viejo sueño que para ti lo significa todo. Y te sientes como un extraterrestre con un mundo por descubrir.

Hay días en que la realidad se convierte en sueños.

Vir

10 comentarios:

David Martín dijo...

Aunque la versión tuya, Sarg, sea la más dura, creo que es la que más se parece a la "cruda realidad".

Pero frente a eso ¡un hombre debe labrar su destino con la punta de su espada! (QUÉ GRANDE XDDDD). Y es ahí donde efectivamente está la magia, en las pequeñas cosas de esa gran aventura que es este toligo maravilloso llamado vida. Y esas pequeñas cosas no tienen nada que ver con despertadores electrónicos, Vir (matizo: electrónicos XD). Pero es cierto que sí con quien te enseñó a leer, con los buenos camaradas, las chicas guapas y todas esas cosas por las que merece la pena luchar.

Abrazos/Besos

P.D.: Me ha gustado especialmente el tema de hoy. ;)

Siberia dijo...

No, no hay magia. Tampoco esperanza. Es triste aceptarlo, es terrible darte cuenta, pero como bien dice sólo está la cruda realidad. Si he llorado leyendo esto, es porque has descrito esa tristeza amarga de forma hermosa, tan hermosa como debía ser la vida.

María dijo...

Y yo que sigo creyendo que la magia esta ahi, disfrazada de realidad... que no nos damos cuenta de cuantas cosas podrian ser magicas si quisieramos. Las damos por supuestas y no nos fijamos en ellas.

(Comunicacion a distancia suena a telepatia, internet suena a cruda realidad. Solo depende de como lo vendas ;-))

No se, el mundo esta lleno de misterios, solo hay que saber distinguirlos. No hacen falta alienigenas ni dioses.


Me quedo con la vision de Vir.

(Aunque como siempre el todo es mayor que las partes, muy chulo, gracias!! :-))

wachinayn dijo...

Totalmente alineado con la parte de Vir. Nada de acuerdo con la de Sarg.

Creo que es la primera de las luces oscuras en las que me posiciono tan fuertemente.

Sarg Bjornson dijo...

David y Mery: Bueno, obviamente la parte oscura hay que forzarla a ser más oscura que lo que pueda pensar, pero en cierto modo es bastante representativa de como me siento a veces. Antes las cosas para mí realmente eran mágicas, tenía fé. El ver las cosas de esa manera casi me destruyó, y ahora me he visto obligado a afrontar la vida desde una perspectiva más pragmática. No es que no valore cosas como la amistad, por ejemplo, simplemente les doy un valor más mundano, más real. No necesito tener fé en las cosas para disfrutarlas.

Tal vez así pueda evitar morir de nuevo.

Siberia: ¿De verdad has llorado leyéndolo? Creo que nunca ningún texto mío había hecho llorar a nadie...

Sarg Bjornson dijo...

Trigo: Chaquetero :P

Siberia dijo...

Sí Sarg, créelo, he llorado. Ya ves, si tenías dudas sobre cómo escribes, no las tengas, escribes de maravilla. A mi, me tienes enganchada. En mi blog "Hace frío en Siberia" te tengo de enlace, desde aquella primera vez que entré y vi los dos blogs que tienes. "Void" y "Luz Oscura" son ya mis refugios. Así que gracias y sigue escribiendo por favor.

Virginia Vadillo dijo...

Totalmente de acuerdo con Mery y Wachinayn =)
Lo que tú dices, Sarg, de ver las cosas como mágicas y luego pegarte la hostia es cierto, puede pasar, pero yo creo que, con hostia o sin ella, son esas pequeñas cosas mágicas las que hacen que el resto de la realidad valga la pena... y estoy convencida de que la realidad está llena de magias, o como se llamen...
No, David, yo tampoco me quedo con los despertadores electrónicos, jajajaja!!! Para mí las magias estas van más por donde tú dices... van ligadas a personas, que al final es lo único que merece la pena (o lo único que te llevarías a la isla desierta, no?)
Siberia, es bueno llorar de vez en cuando, sobre todo cuando se llora por algo bello... en eso también hay magia =)

Besos y gracias a todos por pasaros y comentar!!! =D

Sarg Bjornson dijo...

Siberia: Jo, muchas gracias :) Yo soy un perfeccionista y nunca me gusta lo que hago...

AdR dijo...

Y yo basculo entre Sarg y Vir (Realidades y sueños) cada día. Es la vida :)

Abrazos y besos a los dos