lunes, 3 de diciembre de 2007

Culpa / Tranquilidad

Difícilmente podéis llegar a comprender el peso que cargo sobre mis hombros. No podríais empatizar con el abotargamiento que atenaza mi cabeza cada mañana cuando me despierto, cuando la semi-inconsciencia del sueño da paso a la comprensión de la magnitud de mi crimen. No entenderíais por qué jamás podré perdonarme a mí mismo, ni la razón por la cual ni siquiera me quedan lágrimas para lamentar el horrible daño que he causado. Sé que moriré sin haber perdonado lo que hice, que aunque en algún momento sea capaz de volver a ser feliz y superar mi pasado, nunca olvidaré la extensión de mi destrucción, la vergüenza profunda que siente aquel que es consciente de su culpabilidad. En las noches frías y solitarias de invierno, cuando las velas ardan en señal de luto por todos aquellos momentos a los que masacré inconscientemente, me asaltará la melancolía, y sumido en un abismo de arrepentimiento me repetiré a mí mismo hasta la saciedad que, años atrás, asesiné a un sueño.

Sarg

Difícilmente podéis entender la tranquilidad de mi sonrisa y mis labios relajados. No podríais imaginar el sosiego que invade mi mente esta mañana, cuando me despierto y os miro a los ojos, totalmente consciente de que juzgareis con dureza la magnitud de mi crimen. Me llamaréis loco por poder dormir cada noche, e ignoraréis mis razones para seguir riendo, para seguir amando, para seguir disfrutando. Sé que mi vida será larga y agradable, que he dejado atrás el pasado, y que el futuro se extiende bañado por un sol de innovación, de esperanza, de perdón. Cada amanecer de agosto, mirando desde la ventana de tu cuarto, la brisa borrará las culpas y recordaré esos momentos inconscientemente, me asaltará la alegría y, de nuevo complacida por aquellos días, me repetiré a mí mismo hasta la saciedad que, años atrás, realicé un sueño.

Vir

5 comentarios:

Edel dijo...

Jejeje una referencia más clara al Torment habría quedado mejor Sarg.

Bueno, no me hagas caso es que me recordó al dialogo final con tu parte buena...

Sarg Bjornson dijo...

Nope, la inspiración no fue el Torment, sino un sueño que, realmente, murió :)

Edel dijo...

Oh dios mio un sueño que murió.... eso me recuerda al Final Fantasy X. Fue el FFX tu inspiración pues :p

Maria dijo...

Y como se mata un sueño? Se dejan matar de verdad? Poco resistentes entonces, los sueños tendrian que aguantar eso.

PS: Tambien podria venir de The Sandman. Morfeo...

Sarg Bjornson dijo...

Creo que los sueños se destruyen cuando piensas que ya los has cumplido, cuando te acomodas y no luchas por las cosas que te importan, cuando pierdes la esperanza de conseguirlos. Los sueños son fuertes, pero los seres humanos no :)